miércoles, 21 de noviembre de 2012

Otro chico gay en Buenos Aires


Siempre hay que escribir sobre lo que uno sabe, es lo que dicen, al menos es un buen intento para comenzar a hacerlo, ya luego vendrá la ficción, cuando escribir se haga más fácil y siempre hay que comenzar por la frase cliché, más que mal soy gay.

Tengo 30 años, soy publicista, me vine a Buenos Aires para aprender más, tanto profesional como experiencia de vida, salir de la burbuja en la que uno está cuando solo ha vivido en un país, en una sola ciudad y una misma casa toda la vida. Como muchos chicos gays siempre he estado en la búsqueda incansable del amor, somos la versión masculina de la princesa de cuento, que siempre espera la historia romántica, el príncipe azul y el vivieron felices para siempre, pero la triste realidad, ya sabida por todos, es que no es así y más en esta ciudad, más con esta gente y mucho más en el mundo gay en el cuál aunque queramos estar felices por siempre con alguien, en que queramos vivir una vida llena de romanticismo y fidelidad, la historia es otra, en la cual el verdadero reto es encontrar a alguien con quien compartir tu vida, tus gustos, tus sueños, pero que a mis 30 años y 8 ya asumido como gay, me ha sido completamente esquivo.

No sé si no tengo suerte, si tengo mal ojo o simplemente no soy del interés de algún chico para formar esa historia soñada, quizás tengo muchas expectativas, quizás soy muy impaciente y termino alejándolos o simplemente la ciudad no está diseñada para mi, ya que la gran parte solo quiere pasar un buen momento, sin compromisos, aunque anden por ahí diciendo que esperan encontrar el amor, se autodenominan de “diferentes” que buscan lo contrario y no solo pasar un rato, pero al fin y al cabo terminan siendo igual, esa histeria porteña en la cual por momentos te aman con pasión  y al otro día te tratan con una fría indiferencia, luego les dejas de prestar atención y vuelven recargados de romanticismo y pasión que dura algunas semanas, para luego volver a la indiferencia y así. Aunque he tratado de luchar contra eso, no estoy dispuesto a tranzar mi estabilidad, por momentos pensé que yo era el que terminaba alejándolos, pero luego de hacer un pequeño focus-group con mi grupo de amigos, sé que no es así, que esta historia que pensaba que era tan mía, se replica por decenas, la histeria porteña es una verdadera pandemia, por lo cual ya he dejado de amargarme por no lograr conseguir alguien que me ame como yo quiero hacerlo con él, simplemente ya he decidido en no sentirme triste ni falto de ganas, se que un día viviré el “y vivieron felices para siempre”


Otro chico Gay

7 comentarios:

gustavo dijo...

Yo creo que la histeria es característica del gay por lo que creo que no tiene que ver con la ciudad de buenos aires solamente, yo creo que tiene que ver con las grandes urbes , es como un chico en una carameleria …. creer encontrar al chico perfecto en cada relación pasajera ...a mi en particular me paso que vengo del interior actualmente vivo en Cordoba y me costo mucho poder encontrar a la persona indicada, no voy a decir que bese muchos sapos porque no es asi pero si la pase bien creyendo que esa persona en algun momento se crusaria con migo, no perder esperanzas es esencial.-
Te mando saludos desde la mediterranea

Ezequiel dijo...

La eterna busqueda del amor. Que a pesar de todo seguimos intentando, por lo menos algunos de nosotros.

Anónimo dijo...

es una posicion demasiado comoda pensar que todos los putos somos iguales, que la culpa es de la gran ciudad y demas yerbas.
Miremos para adentro y pensemos que es lo que NOSOTROS estamos haciendo mal.

JUAN

Anónimo dijo...

No generalizar! Este problema que plantear pasa en todos lados, y lo vive cualquier persona gay o no.

gustavo dijo...

creo que nos pusimos demasiado serios con los comentarios lo esencial es pasarla lindo y disfrutar de las teteras

Fernando River dijo...

Eso es xq buscan algo serio en lugares que no son para eso.


Buscas un chico q qiera algo serio en el ideal?? jajajaja

Buscas una chica en el fantastico de liniers???? jajajaja

Busquen y remen en el ambito que corresponda. sino no te toman en serio

Anónimo dijo...

¿Por qué tanta gente adjetiva xenofóbicamente? "Histeria porteña". ¿Por qué viven acá si les molesta tanto los porteños? Entiendo que todo está centralizado en las grandes ciudades del país, principalmente en la CABA; pero que necesidad hay de hablar mal de nosotros?
Hay tantas formas de ser como porteños existen. Por supuesto que las características que se nos inculcan a los porteños son sabidas por todos y varios la cumplen..
Pero, ¿por qué catalogar, adjetivar? Lo mismo con los extranjeros, lo mismo con los homosexuales, bisexuales, heterosexuales, pansexuales, hombres, mujeres, niños, adolescentes, gente mayor, etc. etc. etc.

Al no gustarme gusta alguien me alejo.
Al no gustarme una ciudad, si puedo, me mudo.

Me parece que un blog llamado "nosotros y los baños" no está destinado para hablar de relaciones "serias".
No niego que puedas formar pareja con alguien que conociste en un baño, pero me parece que eso sí no es una generalidad.

A esta altura del partido también sé que el estar en pareja no es sinónimo de nada, es simplemente eso. Tampoco es criticable a quienes por el motivo que nos plazca en estos momentos no deseamos tener relación de pareja alguna.
Lo que sí me parece muy criticable son las personas que critican a los demás y que generalizan.
Insisto: Los porteños somos porteños porque nacimos cerca del puerto de Bs. As., esa es la única característica general que sí compartimos.

Saludos

Fede K.

Si